Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos

Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos

En septiembre del año pasado estuvimos  en Cracovia. El ir a esta ciudad conlleva la visita al campo de concentración de Auschwitz. Fuimos por nuestra cuenta y no en las excursiones organizadas. El campo está a unos 30 kilómetros de Cracovia y fuimos en autobús público. Al llegar allí, un escalofrío te recorre todo el cuerpo, pero es necesario ir porque  tenemos que conocer hasta donde puede llegar el horror para que no se repita. Hay pocos sitios donde comer fuera por lo que es mejor llevarte un bocadillo y comes a las afueras. La entrada ya es cinismo puro , un cartel que pone EL TRABAJO OS HARÁ LIBRES. Llevas tu cámara fotográfica pero nosotros fuimos incapaces de hacer una sola fotografía del mal cuerpo que llevas. Así pasamos el día viendo los horrores de este campo. Pero lo peor fue a la tarde, cuando las excursiones se marcharon y allí nos quedamos solos esperando el autobús. En unos bancos y unos árboles con el solo ruido del viento y el olor intenso a muerte, porque allí, amigos, olía a muerte.

 

Ahora, una muestra titulada AUSCHWITZ. NO HACE MUCHO. NO MUY LEJOS se inaugura en Madrid, en el Centro de Exposiciones del Canal. Allí habrá más de 600 objetos originales del campo nazi alemán, entre los que destacan un vagón original de la compañía nacional de tren o un barracón original procedente de Auschwitz.

 

Aunque algunos de estos objetos ya habían sido expuestos en otras muestras, la mayoría no han sido mostradas al público general, por lo que la exposición «no tiene precedente» y cuenta, además, con la colaboración de instituciones como Yad Vashem, en Israel, y El United States Holocaust Memorial and Museum en Estados Unidos, según  explica el propio  centro en su  página  web.

Las piezas proceden, en su mayoría, del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau,  y nos muestran la historia de este campo de concentración. Entre el material expuesto estará un barracón original procedente de Auschwitz II – Monowitz, uno de los subcampos en que se dividía el campo de concentración, y que estaba destinado principalmente al trabajo forzado.

También podrá verse un vagón original de la compañía nacional de tren, la Deutsche Reichsbahn, el tipo de trenes utilizados durante la II Guerra Mundial para el traslado de soldados, prisioneros de guerra y judíos deportados hasta los guetos y campos de exterminio.

“Más de un millón de personas; mujeres, hombres y niños; judíos, polacos, gitanos y prisioneros de guerra soviéticos; torturados, esclavizados y asesinados por la Alemania nazi en una moderna fábrica de muerte. Por primera vez en la historia, una exposición itinerante sobre Auschwitz, y las repercusiones del holocausto y el genocidio», explica un vídeo sobre la muestra.

La exposición, que luego viajará a otras 14 ciudades del mundo, es una colaboración entre el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau y la compañía española Musealia, fruto de un trabajo de 6 años realizado por dos equipos de expertos. Los organizadores y la Comunidad de Madrid permitirán que el alumnado escolar y los colegios hasta bachillerato puedan visitarla de modo gratuito. El fin de esta iniciativa, explica el centro de exposiciones, es configurar una memoria individual y colectiva sobre Auschwitz, así como facilitar la reflexión de los alumnos «sobre los orígenes de la violencia y la importancia de la defensa de los derechos humanos, la comprensión mutua entre pueblos y culturas, y el respeto a la diversidad global». Estará abierta desde el 1 de diciembre de 2017 hasta el 17 de junio de 2018, con 25 salas expositivas.

Algeciras a 1 de diciembre de 2017

Patricio González

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario