LA ISLA DE GUAM

LA ISLA DE GUAM

 

Hubiera pasado totalmente desapercibida si no fuera porque en estos días se ha hecho famosa por las amenazas de Corea del Norte de enviar misiles a la misma. La isla de Guam es  una pequeña  isla de 544 kilómetros cuadrados en medio de la inmensidad azul del Pacífico,  pertenece al archipiélago de las Marianas.

 

 Sus pobladores tienen la ciudadanía estadounidense, teniendo representación en el Congreso -pero sin derecho a voto- y, como en Puerto Rico, la isla no participa en las elecciones presidenciales.

El régimen de Kim Jong-un (Corea del Norte) no ha elegido este desconocido territorio al azar a la hora de amagar con desatar su furia contra EEUU. La isla de  Guam está situada a 3.400 kilómetros de Pyongyang, por lo que es la posesión norteamericana más cercana. Corea del Norte.  Y es algo más que el almacén militar desde donde Washington vigila la costa asiática. Las bases  norteamericanas ocupan el 29% de la superficie total de la isla. En total, hay siete centros de operaciones de la Armada, la Guardia Costera, las Fuerzas Aéreas y la Guardia Nacional, siendo las más importantes las Base Aérea de Andersen y la Naval de Guam.

Su posición geográfica la convierte en la punta de lanza del Ejército norteamericano, que además tiene planes para ampliar su presencia aquí, trasladando efectivos desde Japón a este territorio, con la vista puesta en que en 2020 la superficie militar pueda ocupar el 40% de la isla.

 

Actualmente hay más de 6.000 efectivos destacados en esta isla, que dispone de una población de 162.000 habitantes.

 

Pero a lo que iba , ¿Sabían ustedes que esta isla fue española???. Pues sí, formó parte de España durante más de 250 años , hasta 1898.

Recorrer hoy en día las carreteras y caminos  de Guam es encontrarse con un paisaje de contrastes, donde la herencia hispana, muy diezmada por los conflictos posteriores al Desastre del 98 -donde España perdió además Cuba, Puerto Rico y Filipinas-, se mezcla con la cultura estadounidense y la presencia asiática, muy relevante en la isla. De su pasado español quedan fuertes, puentes y hasta cañones con el escudo nacional. Además la población, como ocurre en Filipinas, conserva nombres y apellidos castellanos,(Su Gobernador se llama Eddie Calvo) así como la cultura y religión católica. Los idiomas oficiales son el inglés y el chamorro, que conserva numerosos términos españoles pero que, más allá de la coincidencia de algunas palabras, resulta  casi ininteligible para un hispanoparlante.

 

 

Aunque pocos lo recuerden cuando que se habla del Desastre del 98, si Cuba era la perla del Caribe, Guam era la del Pacífico. La isla está jalonada por vestigios de su pasado español. Desde restos de fuertes a iglesias o cañones fundidos en Barcelona, o una Plaza de España casi en ruinas en el centro de la capital, Agaña. desde que en 1565 los galeones españoles comenzaron a parar en sus costas para abastecerse durante la ruta que unía Acapulco y Manila. Desde entonces hasta el siglo XIX, el ejército levantó varios fuertes y murallas para proteger la bahía y garantizar el control de la zona.

Quedan por ejemplo parte del Fuerte de Nuestra Señora de Soledad, construido entre 1680 y 1810, que cayó en desuso cuando terminó la ruta comercial con México en 1815. En otra zona de se encuentran los restos del Fuerte de Santa Águeda, erigido en 1800 por el gobernador Manuel Muro, que bautizó así en honor a su mujer, Águeda del Camino. Aún pueden visitarse las tradicionales garitas de estilo español.

En 1898, durante la Guerra Hispano-Norteamericana, la isla pasó a manos estadounidenses casi sin necesidad de batallar. El 20 junio de aquel año, una flota compuesta por cuatro buques norteamericanos arribaron a la costa de la entonces Guaján, en su camino hacia las Filipinas. Allí fueron recibidos amistosamente por las autoridades españolas que desconocían que España estaba en guerra con los EEUU y que incluso, antes de saberlo, confesaron al enemigo que sus cañones no funcionaban y que carecían de munición.

La contienda arrasó buena parte del pasado español de Guam, especialmente en la capital, Agaña, que pese a todo sobrevivió. El nombre de esta ciudad, por cierto, deriva de la palabra ‘sangre’ en chamorro. Desde 1950, la isla se constituyó en un territorio no incorporado de EEUU.

 

Un pequeño paraíso descubierto por Magallanes en la primera vuelta al mundo hace casi cinco siglos es hoy  menos desconocida por esta escalada de Corea y EE.UU. Fue un 6 de marzo de 1521 cuando Fernando de Magallanes  llegó a Guam o Guaján en el transcurso de su expedición por todo  el globo. Él y su tripulación fueron recibidos por los chamorros, descendientes de los primitivos pueblos de Guam. Los chamorros habían desarrollado el arte del comercio realizando viajes a otros islotes cercanos. Cuando vieron llegar a los europeos provistos de mercancías en sus barcos, asumieron que ellos también comerciaban. A bordo de pequeños, rápidos y eficientes barcos llamados”Proas volantes”, se acercaron a la flota española ofreciéndoles alimento y agua y recibiendo a cambio hierro.. Las Marianas es el nombre recibido en 1668 por Mariana de Austria , viuda de Felipe IV de España. La mayoría de su población actual  es de origen chamorro que es  un mestizaje español con indígenas malayo-polinesios.

Y esta es la historia de un minúsculo territorio que un día fue español y , ahora, lo hemos conocido por las amenazas entre Corea del Norte y EE.UU.

Algeciras a 11 de agosto de 2017

Patricio González

Sé el primero en comentar

Deja un comentario