Manuel Patricio Redondo, práctico del Puerto de Algeciras

Cuadro dedicado a la Virgen del Carmen por José Patricio Redondo, (padre de Manuel Patricio Ragel), fué depositado en el Convento de La Almoraima de Castellar de la Frontera, (Cádiz), con motivo de su Romería, como agradecimiento por haber sobrevivido al naufragio del bergantín goleta "Lola" el 5 de febrero de 1869 en el seno de Charleston, cuando realizaba la travesía de La Habana a Cádiz.

Paseando por la patio principal del cementerio viejo de Algeciras me encontré con esta desgastada lápida de mármol, en la misma aparecía el nombre de Manuel Patricio Redondo, fallecido en 1901, era tío de mi tatarabuelo Manuel Patricio Ragel.

En la página nº 89 » Guía de Gibraltar y su Campo » de Lutgardo López Zaragoza, 1899, aparece Manuel Patricio Redondo como Práctico del Puerto de Algeciras, domiciliado en Calle Alameda nº 7.

En el semanario «EL ULTIMO TELEGRAMA» del 01-09-1901 se publica su fallecimiento: «Pésame. Se lo enviamos muy sentido a la apreciable familia del antiguo práctico de este puerto D. Manuel Patricio Redondo, que falleció en la tarde del último martes».

En artículo publicado por Europa Sur el 04-07-2016 con el título » Historia del puerto de Algeciras (XXIV): La sociedad de salvamento de náufragos y los prácticos «, se indica que:

«En cuanto al servicio de prácticos, según M. Rodríguez Barrientos, en los Estados Generales de la Real Armada de los años 1806, 1807 y 1808 se mencionan cuatro prácticos en la bahía de Algeciras, pertenecientes al Cuerpo de Pilotos de la Armada. Manuel Patricio Redondo al igual que su hermano José aparecen en la década de 1890 como Cabos de Mar adscritos a la Comandancia de Marina de Algeciras.»

Los prácticos eran pilotos de probada experiencia, buenos conocedores de los puertos y de las aguas cercanas, que eran y son los encargados de subir a bordo de los buques que desean arribar a los muelles para conducirlos hasta la línea de atraque. Disponen de embarcaciones propias para acceder hasta los navíos en las aguas exteriores del puerto.

Según la documentación existente en la Comandancia de Marina de Algeciras que se conserva en el Archivo del Museo «Don Álvaro de Bazán» analizada por el investigador M. Rodríguez Barrientos aparece con frecuencia la dotación de los prácticos que estaban destinados en el puerto de Algeciras en la segunda mitad del siglo XIX y cuyo número era de uno, aunque en el año 1894, cuando se puso en funcionamiento la línea regular de vapores de la Compañía del Ferrocarril de Bobadilla a Algeciras, que unía el muelle de Madera con el puerto de Gibraltar, no existía ningún práctico de servicio en el puerto.

Esta circunstancia obligó a crear una plaza y a modificar las tarifas que se debían aplicar a los buques comprendidos entre 50 y 100 toneladas.

En octubre de ese año se celebraron oposiciones para cubrir la plaza vacante y el día 24 del citado mes, el comandante de marina de Algeciras elevó al capitán general del departamento de Cádiz la propuesta del nuevo práctico que fue confirmado en su puesto el día 30. Probablemente fuese Manuel Patricio Redondo el ganador de dicha oposición.

Unos días después el comandante militar de Marina comunicó a la Compañía del Ferrocarril que el vapor «Elvira», de su propiedad, que hacía el trayecto entre Algeciras y la colonia inglesa, había de tomar obligatoriamente práctico para el atraque en el muelle de la ciudad. Don Juan Morrison, director de la citada Compañía, elevó una protesta alegando que se le obligaba a tomar práctico para unos pequeños vapores y unos viajes que no excedían en su travesía los veinticinco minutos.

Datos e imágenes facilitados a través de la sección "El rincón del Navegante" por D. Víctor Manuel Patricio Amo (familiar)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario